La no estrategia política y el balón de oxígeno.

¿Recuerdan la estrategia del Partido Popular durante la campaña electoral del 2011? Yo tampoco. Y no es raro, es que no la hubo. La estrategia electoral, si se le puede llamar de alguna forma, no fue más que la de aferrarse a los datos que desprendían los sondeos de estimación del voto, tanto del CIS como los realizados por entes privados. Podemos observar en la gráfica extraída del diario El País el 6 de febrero de 2013 (http://politica.elpais.com/politica/2013/02/06/actualidad/1360139119_575669.html )  y utilizando de fuente el CIS, como durante la segunda legislatura el PP solo tuvo que esperar la inacción, o al menos la acción errónea del PSOE para hacerse con el mando del ejecutivo. Su estrategia no tuvo más que basarse en no hacer ruido, su trabajo estaba hecho. Mejor dicho, su trabajo ya se lo habían hecho.

 

graf

 

Ahora les vuelvo a preguntar ¿Sabrían decirme que estrategia ha seguido el PP en estas elecciones? Yo tampoco. Y no, tampoco es raro. La mayoría de los sondeos para los próximos comicios dotaban al PP de la posición de fuerza política más votada. Tanto antes de la elección de su cabeza de lista, recordemos que fue el 9 de abril, como después. La tardanza no fue aleatoria, la tardanza fue parte de su no estrategia. Cuanto más tarde, mejor, debieron pensar. ¿Por qué? Por miedo a darle un balón de oxígeno a un partido herido y que aún no se ha repuesto. Y es que así ha sido.

¿A qué temía el PP? A palabras o expresiones de tan mal gusto como las de su candidato Cañete «Debatir con una mujer es complicado porque mostrar superioridad intelectual parece machista» (http://www.lavozdegalicia.es/noticia/politica/2014/05/16/arias-canete-debatir-mujer-complicado-mostrar-superioridad-intelectual-parece-machista/00031400226836796750964.htm”). Y es que estas palabras no han servido para más que para el rearme del PSOE, puesto que se ha aferrado al clavo ardiendo de la igualdad. Ha visto en ello una oportunidad. Ha hecho del tema igualitario su estrategia, pues tampoco tenían estrategia ya que la abstención o el desinterés por las elecciones europeas les beneficia al ser parte del bipartidismo, porque como señala mi compañero Antolín en su artículo  Por la unidad del sur “la abstención es un “voto” para el bipartidismo”

El próximo 25 de mayo, saldremos de dudas sobre lo que pueden o no pueden afectar estas declaraciones al PP,  qué papel juega la falta de estrategia de dos partidos que saben que la abstención es su mayor aliado y unas elecciones que parece que no interesen a nadie. De momento, basándonos en el último sondeo publicado por el diario El Mundo el pasado lunes 19 de mayo ( http://www.electometro.es/2014/05/la-diferencia-pp-psoe-es-de-8-puntos-el-mundo/ ), el PP, con el 33,8% de los votos, obtendría una ventaja de ocho puntos sobre los socialistas.

Hagan juego señores y señoras, mejor dicho, hagan estrategia.

¿Quieres añadir algo más? Adelante.....

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.