Joan Tardà: “Si el Gobierno impide el 9N por la fuerza, firmará su propia muerte política”

Joan Tardà es profesor de ‘Lengua y literatura Catalana’ y diputado en el Congreso de los Diputados de la coalición de ‘ERC-RCat-Catalunya Sí’ por la circunscripción electoral de Barcelona. Al ser portavoz del grupo de ERC en el Congreso de los Diputados ha sido destacado por sus enfrentamientos con el presidente del Congreso por realizar varias intervenciones en catalán. También es destacada su participación ocasionalmente en diversos medios de comunicación nacionales y en ser una de las caras visibles que defienden abiertamente la independencia de Cataluña y el famoso derecho a decidir de los catalanes en la próxima consulta del 9 de Noviembre.

  • ¿Qué pasaría si el 9N el Pueblo catalán decide que SÍ quiere la independencia?

El 9N será una gran movilización, un movilización ciertamente con urnas y papeletas; pero no es la batalla final, ni mucho menos, se trata de una gran movilización a fin y efecto de hace llegar al mundo cual es la voluntad mayoritaria del pueblo de Catalunya pese a que el sistema político Español niega a la democracia, ya que las Cortes españolas no quisieron ceder la competencia para organizar un referéndum y el Tribunal Constitucional (TC) prohibió, más tarde, la consulta que habíamos acordado para el 9N las distintas fuerzas soberanistas.

Aun así, el 9 de noviembre se ha reconvertido en una movilización participativa de la ciudadanía aunque también ha sido impugnada por el gobierno español y un TC que actúa de parte, ya que es un tribunal a sueldo del PP y del PSOE.

Pues bien, nos movilizaremos, lo que va a evidenciará la necesidad de unas elecciones que se convocarán en los próximos meses y tendrán un carácter plebiscitario en la medida que entendemos –los Republicanos– que si se da una correlación de fuerzas mayoritaria en favor de la independencia, el Parlament de Catalunya tendrá que actuar ya en consecuencia. Es decir, el 9N es la primera gran contracción de un parto anunciado que va a dar a luz a una nueva Catalunya, en este caso a una nueva Catalunya independiente y en consecuencia republicana.

  • Tras la impugnación del gobierno Español y la respuesta del Tribunal Constitucioanl, ¿Se maneja el escenario de que se paralice el 9N a la fuerza?

tardaYo creo que el Gobierno español no será tan patán, tan chapucero, tan poco inteligente, para actuar de esta forma, ya que es evidente que viviendo donde vivimos, es decir, en la Europa democrática –donde todo empieza y todo acaba en la democracia– no veo concebible que pudieran abortar mediante la fuerza un proceso participativo en el cual lo que se ventila es la libertad de expresión, reunión y opinión. Si actuaran de una manera tan antidemocrática, sería su propia muerte política.

  • Y después de las decisiones del Tribunal Constitucional y del gobierno e incluso los ataques que ha recibido TV3 a la hora de incentivar la participación, ¿piensa usted que lo que tiene el gobierno Español es miedo a que decida el pueblo catalán?

Creo que existe una aversión a la democracia, lo que no solo nos habla de la poca calidad democrática del sistema político Español –como demuestra la corrupción en fase de metástasis en todas las instituciones, desdela Casa Real hasta muchos ayuntamiento– sino que muestra una incapacidad por parte de los dirigentes políticos españoles, tanto del PSOE como del PP, de regenerarse; pero la democracia siempre acaba venciendo.

  •  Imaginemos que Catalunya se independiza. ¿Están los propios catalanes preparados para esta independencia?

Lo que no haremos nosotros es caer en el error que cayeron nuestros padres en los años de la Transición, asumiendo una transición que no rompía y no superaba de forma categórica con el franquismo.

Es evidente que las dos generaciones nacidas en democracia lo que pretenden es construir un estado nuevo, no cometer los mismos errores y encarar los errores del siglo XXI, ya que la situación actual es de jaque, quizás más de jaque mate, puesto que no tenemos garantizada la viabilidad económica de nuestro país y no tenemos garantizado ni tan solo el mínimo estado de bienestar que habíamos alcanzado.

  • Y los ciudadanos españoles, ¿estarían preparados para la independencia de Catalunya?

Yo estoy convencido, y este discurso lo he mantenido a lo largo del territorio español, de que la independencia de Catalunya también condicionaría o actuaría como un catalizador para acelerar un proceso catárquico en el Estado Español. Estoy convencido de que si en Catalunya proclamáramos la república, este hecho también comportaría un proceso constituyente en el Estado español.

De hecho, creo que las izquierdas españolas deberían ser las primeras interesadas en que el proceso catalán triunfara, puesto que esto propiciaría la posibilidad de iniciar un proceso constituyente en el estado Español que conduciría a la proclamación de la Republica Española, entendiendo que las dos Repúblicas convivirían hermandadas. Nosotros, los republicanos catalanes, ya hablamos de las distintas Repúblicas ibéricas, aunque quizás no es el caso de aquello que podría ocurrir en el País Valencia y en les Illes Balears, que creo que deberían ser los propios valencianos y los ciudadanos de les Illes Balears, los que deberían de decidir cómo llevar a cabo el derecho a decidir para articularse o no con el estado o con los territorios de habla catalana.

  • Si Catalunya se independiza, ¿Esquerra Republicana apostaría por entrar en la Unión Europea y en el Euro?

Si, por supuesto. Nosotros tenemos dos objetivos. El primero es que las izquierdas sean hegemónicas en el nuevo estado, es decir, que la nueva constitución republicana sea una constitución moderna, que permita construir una sociedad distinta, ya que entendemos que no se trata solo de cambiar de bandera, puesto que de las banderas no se puede comer, sino de construir una sociedad distinta, donde los derechos sociales y el estado del bienestar sea lo prioritario, para lo que se requiere tener un estado. El segundo, seguir formando parte de Europa, con el objetivo de conseguir una Europa distinta, una Unión Europea distinta que no actué al dictado de los mercados, sino que sea la suma de las naciones y de los pueblos en un contexto de sociedad avanzada y que vaya homogeneizando las políticas sociales y económicas.

  • Cómo ciudadano y persona de izquierdas, ¿usted preferiría una Catalunya independiente gobernada por la derecha catalana o gobernada por la izquierda Española?

Yo lo que quisiera es vivir en un país libre, donde los ciudadanos pudiesen expresarse de forma libre y donde la democracia sea de calidad, es decir, que la política no esté supeditada a los poderes financieros. Y estoy convencido que el pueblo catalán, sabrá optar por los partidos de izquierda.

Debemos de ser, ni más ni menos, que un país normal, abierto y progresista, que sea mayoritaria aquella formación política o aquellas formaciones políticas que sepan plantear a la ciudadanía unos proyectos de futuro que ofrezcan lo mejor para las personas.

Estoy convencido que en Catalunya por historia, por tradición y por voluntad política, las izquierdas seremos mayoritaria.

¿Quieres añadir algo más? Adelante.....

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *