Ganó ‘Syriza’ ¿Y ahora qué?

Después de la resaca de las elecciones griegas en las que ha estado toda Europa pendiente por el sorprendente resultado que se dio, hemos visto como la mayoría de la prensa le ha dado la importancia que merecen.  Sin ninguna duda van a ocasionar mucha influencia en las próximas elecciones de todos los países de la Unión Europea.

Pero ahora, es necesario hablar de qué opciones tiene el nuevo gobierno de cumplir con su programa electoral y qué margen de maniobra tiene.

Vayamos por partes, el problema fundamental que debe afrontar el nuevo gobierno liderado por Alexis Tsipras es el siguiente: La relación de Grecia respecto a la zona euro y los países acreedores.

El pacto de ‘Syriza’ con ‘ANEL’ no es casualidad, en estas elecciones hemos visto como la dicotomía izquierda-derecha no ha sido la predominante en la campaña electoral de los partidos griegos, la dicotomía más importante ha sido la de soberanía-troika. Esta misma razón es la que ha llevado a ‘Syriza’ (una coalición de izquierda radical) a pactar con ‘ANEL’ (un partido conservador que se formó gracias a una escisión de ‘Nueva Democracia’). Ambas organizaciones tenían como prioridad en su campaña electoral el cambio de comportamiento de Grecia respecto a las medidas impuestas por la troika y los países acreedores. Por esta misma razón ‘Syriza’ no pactó con el partido de centro ‘TO POTAMI’, más cercano ideológicamente pero mucho más alejado en su actitud frente al pago de la deuda.

Por lo tanto, como bien nos ha explicado nuestro compañero Jorge Gómez en ‘el futuro económico de Grecia’ este pacto para formar gobierno explica que el objetivo primordial de esta legislatura será el cambio de actitud frente a las recomendaciones hechas por la troika y los países acreedores. Por primera vez desde que comenzó la crisis, un gobierno va a confrontar las reclamaciones de los países deudores y del BCE. Va a concentrarse en una quita de la deuda y un giro para alejar la austeridad como objetivo primordial.

No hay duda de que es una jugada arriesgada, viendo las instituciones a las que se enfrenta Grecia,  los costes potenciales a los que puede llevar esta situación son muy elevados. Incluso algunos analistas han llegado a mencionar que Grecia podría ser expulsado del euro aunque a día de hoy esa opción parezca muy alejada.

¿Quieres añadir algo más? Adelante.....

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *