Análisis de la prensa: Elecciones griegas

Por lo común, en cualquier país democrático unas elecciones generales se convierten en un acontecimiento político y social a todos los niveles. La nación entera proyecta un escenario que los diversos actores políticos comienzan a dar forma en los meses previos, y que alcanza su culminación dos días antes del llamamiento general a urnas, recién pasados por esa jornada de reflexión en la que con esfuerzo digerimos toda la información e intentamos conjugarla con nuestras aspiraciones o nuestro deseo de país.

Su frecuencia – normalmente una vez cada cuatro años – es el hecho extraordinario que otorga a unos comicios generales la importancia que suelen poseer; pero cuando en cada urna y en cada papeleta no sólo se disputa un cambio sino que se juega por un nuevo paradigma político, la cascada mediática alcanza niveles planetarios. La prensa juega un papel fundamental en estos procesos y, más allá de su poder de liderazgo sobre las masas, el Periodismo cobra el papel de engranaje principal en el juego democrático a la hora de velar por él y contárselo al mundo entero.

He aquí un resumen de la cobertura mediática de la prensa española e internacional durante los tres días más importantes en Grecia en la última mitad de siglo:

Domingo 25 de Enero

Nacional

Con el pueblo griego depositando sus votos en la urna, los quioscos de nuestro país amanecían con una agenda mediática dividida. Sólo El País, La Vanguardia y El Periódico dedicaban su primera plana a Grecia, donde se barruntaba la holgada victoria de Syriza y recordando la importancia de estos comicios para el futuro de la Unión Europea. <<Otra Grecia es posible>>, titulaba El Periódico de Catalunya, apoyándose en una foto en la que se mostraba a varios voluntarios dando de comer a personas sin recursos en una plaza de Atenas.

Precisamente desde la capital helena, Enric González contaba para El Mundo que “los griegos ya no tienen miedo a que les gobierne Syriza”, crónica que era recogida en un lateral de la portada de su diario. El miedo, y el posible efecto de estas elecciones en las aspiraciones de Podemos, fue también parte principal primera página de La Vanguardia.

Internacional

Uno de los diarios más prestigiosos de Alemania, el Frankfurter Allgemeine, reservaba su portada para collage con dos fotografías en blanco y negro: una de Mario Draghi, presidente del BCE, y otra para Alexis Tsipras, ambas sobre el titular: <<La nueva cara de Europa>>. El desafío que podría desatar para Europa la victoria de Syriza era la cuestión que copaba la escala de temas informativos; así, el periódico italiano La Stampa salía de las rotativas con el aviso: <<Grecia, el voto de la verdad. Temor por las elecciones de la deuda y el Euro>>.

En cambio, para la prensa estadounidense los comicios griegos todavía no habían cobrado el matiz de relevancia suficiente. Sus dos principales cabeceras de información internacional, el New York Times y el Wall Street Journal, no se hacían eco en sus portadas de la fecha histórica.

Lunes 26 de Enero

Nacional

El cierre de las para los diarios nacionales se produjo horas antes de que finalizase el escrutinio en Grecia. Pasada la media noche el conteo alcanzaba los dos tercios aproximadamente, y la victoria de Tsipras era más que evidente. El País zanjaba su edición con el titular <<La victoria de Syriza anticipa un periodo de agitación en Europa>>, y recogía la advertencia de Mariano Rajoy de “no jugar a la ruleta rusa” con Podemos, además del auge del partido de extrema derecha, Aurora Dorada como tercera fuerza en Grecia. Mientras, El Mundo y La Vanguardia hablaban de desafío a Europa y a Angela Merkel en sus portadas, sin olvidar el fenómeno neonazi griego y las repercusiones de este resultado para Podemos en España.

La nota irónica del quiosco corrió a cargo del diario dirigido por Francisco Marhuenda, La Razón, que mediante un juego de palabras titulaba: <<Desgrecia. Los helenos se lanzan al abismo populista>>. Un poco más sutiles pero menos irónicos fueron en ABC, diario al que parecía no convencerle demasiado la victoria del partido de Tsipras: <<El populismo se apropia de Grecia>>.

Internacional

Al igual que en casa, las fotografías que ocupaban las portadas en los grandes rotativos extranjeros tenían dos claros protagonistas: Alexis Tsipras y el pueblo griego, henchido de júbilo por el triunfo de Syriza. En Francia, Libération, cabecera con una histórica línea editorial de izquierdas, mostraba una foto de Tsipras titulando: <<La nueva cara de Europa. La victoria de Tsipras abre al país heleno nuevas perspectivas y deja esperar una inflexión en las políticas de austeridad europeas>>. “Pasar la página de la austeridad” era la definición que empleaba en su primera plana Publico, cabecera del país vecino, Portugal; país integrante del concepto neocón ‘PIGS’ – relativo a Portugal, Italia, Grecia y España –, referido a los estados con alto déficit en el sur de Europa.

The Guardian y La Repubblica hablaban en idiomas diferentes de “terremoto”, y calificaban la victoria de Syriza como “histórica” y “en colisión con Europa”. <<Los votantes rechazan la austeridad de la UE por una alternativa radical>>, sentenciaba The Guardian en uno de sus subtitulares. Con menos alarma y un tono más informativo contaba el Frankfurter Allgemeine la victoria de Tsipras a sus compatriotas; titulaba: <<La alianza de izquierdas Syriza vence en el parlamento griego>>, y no se olvidaba de los principales socios del Gobierno de Merkel: <<Nueva Democracia, pierde. El PASOK, con el resultado más débil>>.

En Estados Unidos el Wall Street Journal abría a cinco columnas: <<El voto de los griegos crea un nuevo choque en Europa>> y subtitulaba <<Doble golpe para el liderazgo de Alemania. Barrido de izquierdas en rebelión contra la austeridad>>, acompañado todo ello de una foto del mitin de Tsipras durante la celebración. El New York Times, con mayor discreción, subrayaba en una columna de su extensa portada: <<Votos griegos enemigos de la austeridad, un cambio importante>>.

Martes 27 de Enero

A pesar de ser el día clave para la formación de Gobierno, el baile de posibles ministros y la concepción de las primeras medidas, Grecia pasó a un segundo plano en la mayoría de cabeceras mundiales. En España, La Vanguardia y El Periódico destacaban la ausencia de mujeres entre los integrantes del nuevo ejecutivo heleno, y en el caso de la cabecera del Grupo Godó, también se anunciaban en un despiece las primeras medidas sociales de Tsipras, valoradas en 13.000 millones de euros.

El diario El Mundo y La Razón mantenían la información sobre Grecia en sus portadas, pero la noticia estaba centrada en las repercusiones tras el triunfo de Syriza. <<El dinero huye de Grecia y se dispara hasta los 900 puntos la prima de riesgo>>, señalaba El Mundo; La Razón, por su parte, se atrevía con una comparativa entre España y el país heleno que recogía en su faldón: <<Grecia rompe con la Troika y su prima de riesgo se dispara 100 puntos… y España se financia por primera vez al 0 % en el corto plazo>>.

Yanis Varoufakis, el nuevo ministro de Finanzas griego fue el nombre propio para la prensa extranjera, junto a su homólogo alemán, Wolfgang Schäuble, quien parece que se mantendrá “firme” contra Atenas, según informaba el diario alemán Frankfurter Allgemeine.

¿Quieres añadir algo más? Adelante.....

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *